El Seat 600 nació en 1957, el mismo año que desapareció el biscúter. En esa época la variedad de vehículos era muy reducido, por lo que predominaban los transportes públicos, camiones y motocicletas como la Bultaco, Montesa, Derbi u Ossa. También era conocida la Vespa, que era importada desde Italia, y la Mobylette, desde Francia. El Seat 600 era ya famoso antes de lanzarse, por lo que su triunfo estaba asegurado.

Con nuestros recambios para coche puedes ahorrar hasta el 50% de la reparación si los instalas tú mismo. Escrí­benos por WhatsApp y te ayudamos a encontrar los adecuados 620 640 981

Nació con el “Plan de desarrollo”, que pretendía llegar a una renta de mil dólares per cápita, algo más de las 65.000 pesetas que costaba en su lanzamiento. Era bastante complicado hacerse con uno, ya que había que apuntarse a una lista de espera que a veces duraba años, a no ser que tuvieses algún conocido en el Gobierno o en la propia fábrica de SEAT. Además de eso, tenías que firmar y pagar las letras, que al parecer no eran pocas. Pero esto no fue un impedimento para que la gente lo demandara sin parar, coincidiendo con la bonanza económica de los años 60.

Seat 600

El Seat 600 era más que un coche, y en esa época solo era equiparable con un Dauphine o un Gordini. Aunque obviamente con el paso del tiempo ha ido desapareciendo, aún son muchas las unidades en funcionamiento y que necesitan recambios de Seat 600.

El primer modelo se lanzó en 1957, convirtiéndose en todo un fenómeno de masas y suponiendo el inicio de la motorización española y el desarrollo económico de esa década. En el momento de lanzarse, empezaron las comparaciones con un modelo que Fiat había lanzado hacia unos meses, aunque muchos aseguraron que el Seat 600 era bastante más resistente que el italiano. Lo cierto es que en sus 17 años de vida se fueron añadiendo continuas innovaciones y mejoras.

El primer ejemplar del Seat 600 fue entregado al hijo de un general del ejército, y tras este lanzamiento, fueron fabricadas 2.585 unidades más en su primer año de fabricación. Ya disponía de elevalunas con manivela y su característico escudo 600 con las dos franjas cromadas al lado. Lo más característico de su  exterior eran sus tapacubos y faros posteriores rojos. En el interior, llamaba la atención su volante de una sección más fina y sin palancas que salían de la columna de dirección.

Los neummáticos baratos y de primeras marcas que tu coche necesita

En cuanto a los materiales, el Seat 600 estaba fabricado con techo de chapa y carrocería autoportante que admitía cuatro plazas, y un motor de cuatro tiempos superior tanto en fiabilidad como economía respecto a otros coches de la época. Su atractivo era tal que su precio, algo más alto que el del resto, no suponía un problema para su demanda.

Esta primera serie se produjo hasta el 1963, sufrió algunos pequeños cambios en el 1958, cuando en la columna de dirección de las palancas de cambio se empezó a disponer de las palancas de cambio de luces. Además se incluyeron algunas mejoras como los topes de los parachoques, nuevos faros delanteros y un tapizado diferente.

Ese mismo año lanzaron el Seat 600 descapotable, que fue toda una revolución. El techo era de lona y los neumáticos de banda, y su precio más elevado que el Seat 600 convencional. En sus primeros modelos, los intermitentes, el tirador interior de las puertas y la manecilla para cerrar la puerta desde dentro eran de calamina cromada, aunque esto cambió con los modelos que aparecieron posteriormente, donde estas piezas eran de aluminio.

Más tarde, en 1961, se incluyeron algunas novedades como el retoque del árbol de levas, el carburador, el retrovisor pasó a ser de posición noche-día y el limpiaparabrisas ya existió tal como lo conocemos hoy. Además se incluyó un termómetro de agua y un indicador de temperatura peligrosa. Por último, el coche lleva consigo una caja de herramientas con 13 piezas y un manual que explicaba los entresijos mecánicos del modelo.

Sin duda este modelo de coche no solo triunfó en su día, si no que hoy en día ha pasado a ser un clásico, considerándose como una pieza clave en la historia del motor en España. Si tienes uno o estás pensando en comprártelo, puedes ver recambios para Seat 600 en nuestra página web con un montón de descuentos y promociones para que te salgan lo más rentables posible.

 

 

 

Ahorra un 50% en reparaciones instalando tú mismo los recambios para coche. Encuentra el que necesitas o llámanos sin compromiso: 936 357 009

¿Quieres descuentos exclusivos?

Suscríbete a nuestro boletín y recibe las mejores ofertas para tus recambios

* campo requerido