La Ford Motor Company, comúnmente denominada como Ford, es una de la compañías de automóviles más prestigiosas del mundo. Fundada en 1903 por Henry Ford en Detroit, conocida como el centro tradicional del mundo automotor en Estados Unidos, Ford es hoy en día un líder mundial en la producción de coches de alta calidad. Aún así, incluso los coches más seguros, eficaces y de alto rendimiento necesitan recambios y mantenimiento. Por eso, hay que estudiar bien las diversas posibilidades que existen para los recambios Ford. Ford nació en un momento perfecto ya que los Estados Unidos se encontraban en plena época de desarrollo, dejando atrás el viejo oeste para dar paso a las nuevas tecnologías. Los carruajes daban paso a los trenes, los pequeños pueblos a las grandes ciudades y los caballos daban paso a los automóviles como forma más cómoda de moverse. Y en el siglo que ha pasado desde entonces, no hemos mirado hacia atrás.

Con nuestros recambios para coche puedes ahorrar hasta el 50% de la reparación si los instalas tú mismo. Escrí­benos por WhatsApp y te ayudamos a encontrar los adecuados 620 640 981

El nacimiento y desarrollo de Ford

Aquel día del 16 de junio de 1903, Henry Ford, junto con 11 inversores más, creó lo que se convertiría en una de las compañías más famosas y exitosas del mundo con tan solo 28,000 dolares. En esos tiempos grupos de 2 o 3 hombres solían trabajar en cada automóvil en una pequeña fabrica en Detroit, Michigan. Tardaría menos de una década en convertirse en una de las compañías más eficaces a la hora de producción; perfeccionando el sistema de establecer distintos puestos de trabajo en su fábrica, cada uno especializado en un aspecto particular de la producción. Hay que valorar el mérito extraordinario de que Ford lograse sobrevivir a la gran depresión de los años 30 en Estados Unidos, que vino como consecuencia del crac del 29.

El año 1908 trajo consigo al modelo Ford T, un coche revolucionario. La demanda para este modelo fue algo tan sensacional que la compañía no tuvo más remedio que trasladar sus instalaciones de producción a Highland Park, donde habría más espacio y mejor condiciones para satisfacer a las demandas insaciables de los clientes. El Ford T poseía varios componentes que mostraban el carácter innovador de esta gran compañía, como por ejemplo el hecho de tener el volante en el lado izquierdo; algo que otras compañías tardaron poco en duplicar. El motor y la transmisión del modelo iban cerrados, y los cuatro cilindros se encajaron en un bloque sólido. Además, la suspensión funcionaba mediante dos muelles semi-elípticos. Lo que le hizo muy querido por la población de Estados unidos fue que este modelo Ford era barato y muy sencillo de reparar, además de ser fácil de conducir. 

Los neummáticos baratos y de primeras marcas que tu coche necesita

Los directivos de Ford fueron muy inteligentes, encargándose de promocionar la compañía y asegurando la publicidad a gran escala. Anuncios, historias, todo lo que hiciese falta para aumentar la reputación de Ford fue publicado en los periódicos. Y funcionó. Hasta los granjeros fueron detrás de Ford, usando los coches a su propia manera para ayudarles con su trabajo manual. El hecho de poder presumir de concesionarios locales extendiéndose por todo el país permitió que hubiese un Ford en muchos garajes de los Estados Unidos.

Entre una técnica y otra, las ventas de Ford atravesaron el techo y no dejaron de ascender. Cada año se superaba las cifras del anterior. En 1914, apenas 10 años desde su creación, Ford vendió más 250,000 unidades, todo un logro para una compañía joven en un país tan competitivo. Todavía más impresionante es el hecho de cinco años más tarde ¡la mitad de los automóviles circulando por los Estados Unidos eran el modelo Ford T! Para cuando se dejó de fabricar este modelo en 1947, Ford había producido por encima de 15 millones de unidades del modelo T. Seguro que has visto este coche en más de una película de los clásicos…

Ford Model T

A estas alturas no cabe duda de la alta calidad de los vehículos y productos de Ford que hay en todo el mundo. Pero como bien sabemos nada dura eternamente y hay que cuidar bien de tu coche. Por eso, si lo necesitas puedes encontrar recambios para Ford en nuestra página web, junto con descuentos y promociones para que tus necesidades te salgan lo más rentables posible.

Ahorra un 50% en reparaciones instalando tú mismo los recambios para coche. Encuentra el que necesitas o llámanos sin compromiso: 936 357 009

¿Quieres descuentos exclusivos?

Suscríbete a nuestro boletín y recibe las mejores ofertas para tus recambios

* campo requerido