Como bien sabemos, Citroen es una marca de coches francesa que ha disfrutado de mucho éxito en Europa desde hace casi un siglo. Ya hemos hablado del éxito que tuvo Ford en los Estados Unidos, y la verdad es que se puede comparar el reinado de éste con la dominación de Citroen en Europa. Si bien el Seat 600 fue un producto revolucionario en España, Citroen ha sido un líder en su país. Aunque claro, todo automóvil requiere mantenimiento y los recambios son importantes, en Citroen y en cualquier otro. Fundada en 1919 por el francés André Citroën, justo después de la primera guerra mundial que dejó a Francia tan devastada, tiene mucho mérito que la compañía lograse crecer en un país centrado únicamente en recuperarse de la guerra. Este espíritu de determinación y de confianza fue lo que le llevó a Citroen a la cima de su industria; la misma receta que emplea cualquier emprendedor de éxito.

Con nuestros recambios para coche puedes ahorrar hasta el 50% de la reparación si los instalas tú mismo. Escrí­benos por WhatsApp y te ayudamos a encontrar los adecuados 620 640 981

El viaje de Citroen por la historia

Durante la primera guerra mundial André Citroën aprovechó la oportunidad para fabricar obuses para las batallas, ayudando a su país a la vez que se beneficiaba el mismo. Cuando la guerra llegó a su fin decidió empezar su propia cadena de automóviles. Curiosamente, su primer paso fue viajar a los Estados Unidos para estudiar las técnicas de producción de Henry Ford, y tras regresar a Francia puso en marcha las mismas sistemas de trabajo al modificar su taller en París. Fue entonces cuando salió de producción el primer modelo llamado Tipo A, el primer coche europeo que fue fabricado en serie. Todo un logro histórico. Por esta razón decimos que Citroen es uno de las mayores fuerzas europeas de automóviles, debido a su valor histórico e innovador.

El conocido ingeniero estadounidense Edward Gowen Budd llegó para colaborar con Citroen en 1924. Budd llevaba desde principios de siglo construyendo vagones para ferrocarriles y también carrocerías para automóviles, así que se había ganado una reputación prestigiosa. Su paso por Europa no hizo nada para dañar su buena fama, ya que introdujo la primera carrocería de acero diseñada para coches. Otras compañías tardaron poco en copiar sus técnicas al ver los buenos resultados.

Los neummáticos baratos y de primeras marcas que tu coche necesita

Hay que valorar la inteligencia de Citroen que, al igual que Ford en los Estados unidos, se encargó de estar siempre visible al ojo del público. ¡Querían que todos hablasen de Citroen, Citroen, Citroen! Desde diseñar miniaturas para los niños hasta conseguir que se instalase la palabra ‘CITROEN’ en la Torre Eiffel en 1925, pocos lograron superar a Citroen en este sentido, aunque todos lo intentaron. Lo que también ayudó a incrementar la fama de Citroen fueron las aventuras donde se llevaron sus coches por los desiertos de mundo, desde Asia hasta Africa. Estos viajes servían para exhibir la alta calidad de los coches y todos sus piezas. Acompañados siempre por la media y por científicos, los automóviles de Citroen siempre fueron de los más conocidos y respetados.

Citroen eiffel tower

Teniendo en cuenta la competición tan feroz que hubo entre las diversas compañías, Citroen trató de bajar los precios como método para subir la cantidad de ventas, pero pronto tuvieron que abandonar esta idea ya que ocasionó demasiadas pérdidas económicas. Al comienzo de los años 30, André Citroën volvió a mostrar su carácter decisivo e ingenioso cuando salió a la venta el famoso modelo Traction Avant, o tracción delantera. En este momento, la compañía soportaba mucha presión financiera, y fue un intento para rescatar el negocio y seguir adelante. Funcionó. Durante los siguientes 15 años nadie pudo hacerle la competencia al querido Traction Avant. Eso si, todo lo bueno llega a un precio, y este gran modelo costaba mucho de desarrollar.

Tras 15 años al mando de su empresa, André Citroën fue sustituido por Pierre Michelin como directivo de la compañía en 1935. Michelin mantuvo el éxito de Citroen, lanzando nuevos modelos revolucionarios como el DS, denominado el tiburón, con su sistema de suspensión hidro-neumática. Incluso llegó a comprar la marca Maserati, pero debido a la crisis de petróleo de 1973 y otras consecuencias financieras debilitantes, la tuvo que volver a vender. En 1975, debido a sus problemas económicos, Citroen fue comprado por Peugeot, otro titán francés. Durante un tiempo fue muy difícil que las dos marcas conviviesen pero aun así, fiel a su estilo, Citroen logró mantener su identidad como pionero en su campo. A principios de los 80 empezó a comprartir piezas con Peugeot para el beneficio de ambos. Actualmente las dos Marcas siguen colaborando juntos de una manera mucho mas exitosa, haciendo que cualquiera que sea el orgulloso dueño de un Citroen pueda presumir de lo mejor de ambos mundos. Echa vistazo a nuestra página web si necesitas cualquier cosa con respecto a recambios Citroen

Ahorra un 50% en reparaciones instalando tú mismo los recambios para coche. Encuentra el que necesitas o llámanos sin compromiso: 936 357 009

¿Quieres descuentos exclusivos?

Suscríbete a nuestro boletín y recibe las mejores ofertas para tus recambios

* campo requerido