¿Conoces los neumáticos recauchutados? Son una buena opción si buscas algo más económico que los neumáticos nuevos. Los neumáticos recauchutados pueden ser utilizados por cualquier vehículo particular, furgonetas, maquinaria, etc. pero lo cierto es que los vehículos que lo usan mayoritariamente son las flotas de camiones, sobre todo aquellos que realizan viajes de larga distancia. El motivo no es otro que el ahorro económico que suponen.

Con nuestros recambios para coche puedes ahorrar hasta el 50% de la reparación si los instalas tú mismo. Escrí­benos por WhatsApp y te ayudamos a encontrar los adecuados 620 640 981

Los neumáticos recauchutados

El proceso del recauchutado se basa en restaurar o “resucitar” un neumático usado poniendo una banda de rodadura nueva. Pero antes de colocarla, se tienen que inspeccionar bien las cubiertas para comprobar que no se sufren daños y que no se compromete el rendimiento ni la seguridad del neumático recauchutado. Una vez la cubierta se encuentre en buen estado, lo que se hace es eliminar la banda de la rodadura gastada y se coloca la nueva. Existen dos técnicas (en caliente y en frío), que son similares al proceso de fabricación de un neumático nuevo, puesto que “pegan” la banda de rodadura nueva aplicando calor y presión durante un tiempo para que quede sujeta.

¿Cuál es el proceso de los neumáticos recauchutados?

En primer lugar, se tiene que revisar de forma minuciosa la cubierta y buscar cualquier defecto que se encuentre a la vista, tanto dentro como fuera. Una vez hecho esto, se infla la cubierta y se comprueba si al alcanzar la presión normal, el neumático se mantiene íntegro.

Tras esto, se va eliminando la banda de rodadura vieja puliéndola con una máquina especializada. Para hacer esto, se gira el neumático y se pasa por un raspador cilíndrico que gira en el sentido contrario. Después se repasa y limpian las entradas de material en la cubierta utilizando las herramientas neumáticas de lijado.

Los neummáticos baratos y de primeras marcas que tu coche necesita

Una vez hecho esto, se coloca un adhesivo de caucho a través de una pulverización sin aire para llegar a todas las partes de la superficie texturizada y así fortalecer la unión con la capa de goma amortiguadora, que unirá las bandas de rodadura precuradas (PCT) con la cubierta a través de un proceso de vulcanización. Si hay alguna irregularidad se rellena con goma reparadora no vulcanizada. Después de esto, se elige una PCT cuya anchura coincida con la superficie pulimentada de la cubierta y se corta una longitud que corresponda a la circunferencia de dicha cubierta. Se pone goma amortiguadora no vulcanizada, en la superficie pulimentada de la cubierta o en caliente. La tira de PCT se coloca sobre la cubierta con una máquina específica donde se controla la resistencia y la flexibilidad de la PCT.

Por último, los neumáticos recauchutados se envuelven en dos sobres, interior y exterior, que se necesitan para preparar el proceso de curado, que dura unas 3 o 4 horas bajo una presión diferencial de 6 bares en la cámara y 4.5 bares entre los sobres interior y exterior y la superficie del neumático. La temperatura debe estar entre 100 y 120 grados Celsius.

Finalmente, solo queda hacer una inspección visual y control de calidad del trabajo realizado en los neumáticos recauchutados.

Aquí puedes consultar más información sobre los tipos de neumáticos.

Fuente imagen: revistacoche.blogspot.com

Ahorra un 50% en reparaciones instalando tú mismo los recambios para coche. Encuentra el que necesitas o llámanos sin compromiso: 936 357 009

¿Quieres descuentos exclusivos?

Suscríbete a nuestro boletín y recibe las mejores ofertas para tus recambios

* campo requerido