¡Por fin llega el verano! Y con ello llega el calor, las vacaciones y los largos viajes en coche para aprovechar el tiempo libre. Algunos están contentos con conducir una hora hasta llegar a la costa, otros un par de horas más para visitar familia o amigos en otra ciudad, y luego están los que se pegan un viaje en toda regla para cruzar las fronteras e ir a otro país. Elijas lo que elijas, hay una cosa muy importante que debes tener en cuenta antes de coger la autopista: el mantenimiento preventivo y el estado del coche. Es esencial asegurarse de realizar la puesta a punto del coche. Da igual que recorras 100 km o 1000 km, un pequeño fallo puede desembocar en quedarte tirado en medio de la nada sudando bajo el imperdonable sol de verano. Por eso, aquí te dejamos los factores más importante a tener en cuenta para tener tu coche listo antes de viajar.

Con nuestros recambios para coche puedes ahorrar hasta el 50% de la reparación si los instalas tú mismo. Escrí­benos por WhatsApp y te ayudamos a encontrar los adecuados 620 640 981

Los neummáticos baratos y de primeras marcas que tu coche necesita

Puesta a punto del coche: mantenimiento preventivo y factores a tener en cuenta

  • Los neumáticos: Son uno de los componentes más importantes de tu vehículo de cara al mantenimiento preventivo ¡Sin ellos no vas a llegar a ningún lado! Las condiciones varían según el modelo, claro, pero la ley exige que el dibujo de las ruedas ha de tener una profundidad mínima de 1,6 milímetros. De esta manera, se podrán agarrar de forma efectiva a la calzada bajo situaciones peligrosas o poco favorables. Acuérdate de comprobar siempre la presión de los neumáticos al principio de cada viaje que hagas; todas las gasolineras disponen del material necesario para hacerlo. Si vas a llenar el maletero a tope de equipaje tenlo en cuenta ya que claramente afectará a las ruedas. Tampoco olvides que hay que llevar una rueda de recambio, y revisar la presión de esta junto con las demás. Es importante también estar pendiente del desgaste que ocasionan los viajes en las ruedas.
  • Los frenos: un factor obviamente fundamental del mantenimiento preventivo para tu seguridad y la de los tuyos. Estos te salvarán la vida, pero si están en mal estado podrías tener un susto. Comprueba que los discos y las pastillas están en buen estado; que no estén desgastados y que disponen de la cantidad de líquido suficiente. Si haces esto podrás estar tranquilo sabiendo que tu vehículo reaccionará como deseas ante cualquier imprevisto.
  • El nivel de aceite: otro componente decisivo que hay que comprobar, sobre todo ahora después del invierno ya que con las heladas y el frío el circuito se habrá contraído unas cuantas veces, y recuerda también que cuando circulas en tráfico lento tu vehículo consume más aceite de lo que normalmente haría. Recuerda siempre que el motor debe estar frío y nivelado al revisar el nivel de aceite, ya que cuando está caliente de la impresión de que hay demasiado. En caso de no haber suficiente, habrá que sustituir el aceite junto con el filtro, asegurando siempre que sea el recomendado por el fabricante.
  • Las luces: algo que tampoco se puede ignorar.  Bien sean las luces de posición, de cruce o largas, luces de freno, intermitentes o luces de niebla, todas deben que estar todos bien reglados. No solo por tu seguridad, si no porque tampoco querrás dar a las autoridades ninguna razón para ponerte una multa y estropearte el viaje. Encárgate también de llevar recambio para todas las bombillas.
  • Líquido refrigerante: en estas fechas hay que prestar más atención a esto, claro. Sobre todo si vas a recorrer un largo trayecto en pleno verano, has de estar seguro de que el motor no se sobre caliente y ahorrarte problemas innecesarios.
  • Limpiaparabrisas: un líquido que debes de tener siempre a tu disposición que no se suele valorar tanto como debería. Durante un viaje puede surgir cualquier imprevisto y hay que estar preparado para afrontarlo; si de repente el vehículo que tienes delante te echa barro o cualquier cosa que ensucie el cristal y que te impida ver bien, querrás poder deshacerte de ello cuanto antes. Tanto las escobillas como los difusores de agua han de estar en buen estado.
  • La batería coche: todos hemos tenido un problema con esto en alguna ocasión. Revisa la carga de la batería porque no es grato que vayas a arrancar y tu coche se niegue.

Estos son los factores más cruciales a tener en cuenta ante cualquier viaje que tengas planeado hacer en tus vacaciones este verano. Nunca está de más tener el coche al 100% y comprobar otros factores importantes para la puesta al punto como el líquido anticongelante, aunque salvo alguna catástrofe medioambiental no tendremos que preocuparnos por esto durante unos cuantos meses. Para acabar, recuerda que la ley requiere que lleves en el coche una rueda de repuesto, un juego de luces de recambio, dos triángulos de señalización de peligro y un chaleco reflectante. Si tienes cualquier problema o pregunta con respecto a tu mantenimiento preventivo no dudes en consultar en nuestra página web. ¡Cuida bien de tu coche este verano y él cuidará de ti!

Ahorra un 50% en reparaciones instalando tú mismo los recambios para coche. Encuentra el que necesitas o llámanos sin compromiso: 936 357 009

¿Quieres descuentos exclusivos?

Suscríbete a nuestro boletín y recibe las mejores ofertas para tus recambios

* campo requerido