Seguro que más de una vez te has planteado comprarte un coche de segunda mano pero no te has acabado de decidir por miedo a gastarte un dinero y que luego el coche no saliera lo bueno que esperabas. Es importante que antes de que decidas comprarte un coche de segunda mano sigas unos consejos para evitar sustos en un futuro.

Con nuestros recambios para coche puedes ahorrar hasta el 50% de la reparación si los instalas tú mismo. Escrí­benos por WhatsApp y te ayudamos a encontrar los adecuados 620 640 981

Para todos aquellos que no están muy familiarizados con el mundo del motor, puede resultar difícil hacer las preguntas adecuadas al vendedor o fijarse en los elementos precisos para detectar cualquier estafa. Lo primordial antes de iniciar la búsqueda es tener claro si queremos comprar el coche a un particular o a una red de distribución, estas últimas suelen ser más de fiar y en temas de papeleo será más fácil llevar a cabo cualquier reclamación.

Una vez has investigado qué coche quieres y has escogido el lugar o la persona a la que se lo vas a comprar llega el momento de la visita. Este paso es básico para ahorrarte sorpresas. En el momento de la inspección exterior debes fijarte si hay cualquier tipo de rallada en el vehículo, si los faros funcionan, los intermitentes, que las puertas abran y cierren a la perfección o incluso que no lleve elementos que no estén homologados. Aunque este paso parezca muy obvio, a veces solemos olvidarnos de los elementos más básicos porque saltan a primera vista. Debes ser muy cuidadoso y observar hasta el último detalle.

Los neummáticos baratos y de primeras marcas que tu coche necesita

Una vez hayas repasado a conciencia el exterior, viene el momento más crítico: el examen interior. Primero de todo asegúrate de que el cuentakilómetros no está trucado, para ello debes fijarte en las agujas del motor, si cuando el coche esta parado no marcan 0 podrían ser una pista de que han sido alteradas. Vale la pena resaltar que cada vez es más difícil alterar los kilómetros de un coche porque en las ITVs lo apuntan cada año. Asegúrate también de que el coche no pierde líquido, ya que las fugas podrían provenir del motor, los frenos o el aire acondicionado.
Los frenos, comprueba que frenen bien, que no se hundan en exceso y que no haga ruidos.
El motor, un elemento clave y que debemos estudiar con detenimiento ya que es el corazón del vehículo. Debes fijarte en que no haga ningún ruido anormal y que el ralentí no sea irregular. En esta línea también sería bueno inspeccionar la suspensión para detectar que no haya un balanceo excesivo o ruidos metálicos extraños.

Si después de toda esta inspección ves que el vehículo cumple con tus requisitos ha llegado el momento del papeleo. Es aconsejable que antes de firmar nada pidas el informe del coche a la DGT para asegurarte de que ese coche no tiene embargos anteriores de otros dueños. A partir de este momento ya puedes empezar con la documentación para transferir el auto y para ello es necesario:

    • Contrato de compra/venta
    • Permiso de circulación
    • Tarjeta de la ITV
    • Recibo del último impuesto de matriculación
    • DNI de comprador y vendedor

Cumpliendo estos pasos seguramente disfrutes de haber hecho una buena compra. Los coches de segunda mano pueden ser una excelente opción para disponer de un vehículo sin gastar demasiado. Procurad cambiar algunos detalles como las ruedas y los filtros, entre otros ¡y el coche rodará como nuevo!

Ahorra un 50% en reparaciones instalando tú mismo los recambios para coche. Encuentra el que necesitas o llámanos sin compromiso: 936 357 009

¿Quieres descuentos exclusivos?

Suscríbete a nuestro boletín y recibe las mejores ofertas para tus recambios

* campo requerido